Ondas cerebrales

Medición de Ondas Cerebrales y Frecuencias

El hecho de que el cerebro emita frecuencias medibles se conoce desde el comienzo del siglo pasado. Se desconoce cómo se hace esto. En la década de 1960, se descubrió que una persona podría ejercer cierto control sobre estas frecuencias, y el término “biofeedback” se acuñó para describir este proceso. Con el advenimiento de un mayor poder de computación y una comprensión más profunda del cerebro, el foco de la investigación está ahora en el “neurofeedback”. El año 2010 vio la primera evidencia de los cambios neuroplásticos que ocurren directamente en el cerebro después del control voluntario de los ritmos cerebrales. (T. Ros et al., El control Endógeno de los ritmos del cerebro de vigilia induce la neuroplasticidad en los seres humanos)

La gama de frecuencias cerebrales emitidas por el cerebro humano se ha dividido y nombrado de la siguiente manera:

  • Delta (0 a 4 Hz)        Sueño nocturno profundo
  • Theta (4 a 7 Hz)        Sueños en la noche y estado de trance del sonambulismo
  • Alfa (8 a 12 Hz)      Actividad cerebral de fondo en el estado de vigilia. (Nombrado Alfa porque fue el primero descubierto por Hans Berger en 1908.) Beta      (12 a 30 Hz)    despierto, alerta, enfocado
  • Gamma (30 a 100 Hz)  ciertas funciones cognitivas o motoras

Los diagramas a continuación son una representación 3D de patrones de ondas cerebrales registrados usando un registrador IBVA. A través del ancho del diagrama está la frecuencia desde delta en la izquierda, a gama en la derecha. El tiempo se registra en la longitud de la tira – cada diagrama es de un segmento de tiempo de cinco minutos. La amplitud se muestra en la altura en microvoltios.

El primer diagrama es el de un cliente en un estado no enfocado y muestra una distribución aleatoria entre los rangos. El segundo diagrama muestra la coherencia y especificidad en el cerebro de Jack mientras trabaja con las frecuencias de energía de Reconnective Healing®. Los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro aparecen en ventanas separadas. La ventana izquierda representa el hemisferio izquierdo de la persona. Grabaciones realizadas en septiembre de 2010.

Nota: Estos experimentos de EEG (Electroencefalografía) fueron realizados por Jean-Charles Chabot, un hipnoterapeuta especializado en la hipnosis espiritual Life Between Lives (Vida Entre Vidas), y quien utiliza el registrador de IBVA en su práctica. (www.life-between-lives.ca).

Nota: Jean-Charles y yo llevamos a cabo estos experimentos sin saber si tal experimento había sido hecho antes. El 29 de octubre de 2012, leyendo La Ciencia y el Campo Akásico de Ervin Laszlo, (páginas 152-153 en su versión en inglés, página 113 en la edición de Ediciones Nowtilus S.L. de 2004), descubrí una descripción de un experimento similar que muestra el mismo resultado y da un poco más de información sobre la condición. El libro de Laszlo fue publicado por primera vez en 2004, una nueva edición apareció en 2007, ambas de Inner Traditions en Vermont.

Otro experimento realizado en presencia del autor tuvo lugar en el sur de Alemania durante la primavera de 2001. En un seminario al que asistieron alrededor de cien personas, el Dr. Günther Haffelder, director del Instituto para la Comunicación y la Investigación del Cerebro de Stuttgart midió los patrones de EEG de la Dr. Maria Sági, una psicóloga con poderes de curación, junto con el patrón de un joven de los asistentes que se ofreció voluntario. El joven permaneció en la sala del seminario, mientras que la curandera se colocaba en una habitación diferente. Tanto al joven como a la curandera se les colocaron unos electrodos y sus patrones de EEG se proyectaron en una gran pantalla que había en la sala. La curandera intentó diagnosticar y luego curar los problemas de salud de esa persona, que estaba sentado con los ojos cerrados, en un ligero estado de meditación. Durante el tiempo que la curandera estuvo concentrada en su cometido, las ondas de su EEG entraron en una región Delta profunda (entre 0 y 3 Hz por segundo), con unas súbitas subidas de la amplitud de onda. Esto ya era sorprendente en sí, ya que cuando las ondas cerebrales se encuentran en la región Delta, normalmente la persona se queda dormida. Pero Maria estaba totalmente despierta, aunque en un estado profundamente relajado. Más sorprendente aún era que el joven mostrara el mismo patrón de ondas Delta, según se veía en su EEG, unos dos segundos más tarde que en el EEG de Maria. Aunque no tuvieran ningún contacto sensorial entre ellos.

Registradora IBVA

La IBVA es una interfaz cerebro-computadora para monitorear las ondas cerebrales vendida internacionalmente desde principios de los noventa. La IBVA revela cambios en el estado interno de las ondas cerebrales humanas (EEG) en tiempo real dando control interactivo en 3D. IBVA significa “Interactive Brainwave Visual Analyzer”, por sus siglas en inglés, o “Analizador Visual Interactivo de Ondas Cerebrales”. Podría llamarse un espejo electrónico para la mente. El EEG del cerebro se mide y traduce en coordenadas 3D usando su amplitud (como microvoltios) y velocidad (en unidades de Hertz) agrupadas en los anchos de banda estándar conocidos como Delta, Theta, Alfa, Beta y Gamma. IBVA muestra simultáneamente los lados izquierdo y derecho de la corteza prefrontal.

Más información en: http://www.ibva.co.uk/